× Inicio Instituto Historia Misión y Visión Objetivos y funciones Sedes Directorio de contactos Organigrama Programas académicos Maestrías Educación continua Aulas virtuales Información universitaria Bienestar universitario Servicios Reglamento estudiantil Investigación Líneas de investigación Descripción de proyectos Perfiles investigadores Admisiones Atención al ciudadano PQRSD Glosario Preguntas frecuentes Carta trato digno al ciudadano 2017 Cronograma de participación ciudadana 2017 Enlaces Estrategia GEL Ofertas de empleo Trámites y servicios Notificaciones judiciales Caracterización de usuarios Encuesta de percepción Hoja de vida aspirantes Normatividad AAICC
Noticias

Becario de la convocatoria estímulos 2016 presenta sus aportes a la historia de la edición en Colombia


El Instituto Caro y Cuervo participa todos los años en el Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura y el año pasado varias personas contaron con el beneficio de presentar y desarrollar sus estudios; entre esos investigadores se encuentra Miguel Ángel Pineda, becario en la modalidad de investigación en historia de la edición en Colombia.

Bogotá, 3 de marzo de 2017. Luego de trabajar por un largo tiempo en su proyecto de investigación, Miguel Ángel Pineda, ganador en 2016 de la beca de investigación en historia de la edición en Colombia: colecciones y catálogos (1919-2014), presenta sus resultados de estudio.Un año después Pineda nos cuenta cómo fue que obtuvo la beca y cómo contribuyó al ámbito histórico editorial:

Miguel, ¿Cuéntenos cómo fue su proceso en la convocatoria de Estímulos?

Yo me enteré de la convocatoria por las redes del ICC y sabía que anualmente el Ministerio de Cultura otorgaba ayudas a jóvenes investigadores. Iniciétodo elproceso de definición de un anteproyectoyme acerqué al Instituto para presentar una propuesta válida que recogiera de forma exploratoria aquello que se consigna en el título de la beca: el estudio de “colecciones y catálogos”.Por esto, el proyecto de investigación se trata de una colección editorial del siglo XX que representó un punto de quiebre entre los las colecciones del pasado y las que vendrían a futuro.Esta serie de libros se llamó la Selección Samper Ortega de Literatura Colombiana, que fue editada porDaniel Samper Ortega desde 1928 hasta 1937. Esta fue una colección que se compuso de cien volúmenes, más uno de índices que relacionaba toda la información bibliográfica de la selección.Los volúmenes estaban divididos en diez géneros literarios colombianos, entre ellos el cuento, el ensayo, la poesía, el periodismo, etc.

¿Cómo fue el proceso de preparar la convocatoria? ¿Cuánto se demoró?

Trabajé un mes y medio en la construcción del anteproyecto. Para ese anteproyecto lo que se necesita es hacer, primero, una revisión bibliográfica de lo que se pretende investigar, analizar antecedentes y plantear los principales interrogantes que conecten esos aspectos del pasado con el tema principal. Hay que tener claros todos los objetivos de la investigación, tener clara la metodología, tener un cronograma de actividadesy hacer un presupuesto. Lainvestigación dura siete meses y hay que saberlos administrar porquerealmente es muy poco tiempo para hacer un estudio concienzudo y estructurado sobre casos y acontecimientos editoriales del pasado colombiano, y más cuando el campo de la historiade la edición en Colombia no es un ‘terreno’ consolidado, no tiene una metodología clara, pero ese es el reto: pensarse esa metodología y la forma como hacemos y contamos ese relato de las configuraciones de los libros y la interpretación de los lectores que alguna vez ‘coleccionaron’ y comentaron ciertas ediciones.

¿Qué lo motivó hacer este proyecto y cómo surgió la idea?

Ante todo es uninterés personal. Yo soy editor de profesión, me dedico a la edición académica. Desde mis estudios de pregrado me interesó mucho la historia de la edición y del libro en Colombia, y a mis maestros siempre interrogaba por las formas de hacer y de leer libros, pues si quería dedicarme a labores editoriales, me urgía saber cómo otras personas, agentes y empresas culturales lo habían hecho durante décadas atrás. De esas inquietudes surgió mi tesis de pregrado sobre otro editor colombiano del siglo XIX, tomando el caso de Jorge Roa, editor-librero que marcó un periodo cultural e incluso político, al editar una Biblioteca Popular que tensionó relaciones entre lectores, miembros de tertulias en librerías y por supuesto fue reflejo de tendencias partidistas que aprobaron o rechazaron esas formas y contenidos editoriales.Roa constituye un punto de quiebrepara pensar la labor del editor colombiano, los posteriores sucesores o continuadores como Samper y su influencia en lo que Bourdieu llama la “coyuntura socioeconómica en su totalidad”. Hoy falta y es urgente definir tal coyuntura histórica en Colombia que ramifica, desde la historia del libro, otros subcampos o disciplinas que necesitan retroalimentarse entre sí: historia de la edición, de la lectura, de la tipografía y otros asuntos que significan la esencia de lo impreso, y quepoco han sido incluidas en el eje y andamiaje de una historia cultural colombiana. Hoy debemos atrevernos con espíritu interpretativo a construir esa historia, a esculcar archivos de editor que definieron orientaciones de épocas antiguas que relacionan versiones históricas de este país aún desconocidas.

¿Cuál fue el estimulo que recibió y como lo aplicó a la investigación?

En la edición del 2016 el Instituto y el Ministerio otorgaban veinte millones de pesos, en mi caso particular yo lo establecí en algunos gastos, principalmente para viajes (los editores viajaban mucho), para hacer bases de datos de archivo que hoy pocos realizan y consultan; para compra de material bibliográfico que es de difícil acceso en bibliotecas locales. La mejor experiencia que me quedó fue aprender a catalogar un archivo que no estaba organizado y que es un archivo de editor muy importante, como el de Daniel Samper Ortega. La beca cuenta tambiéncon un asesor, alguien que trabaje o haya trabajado en el ámbito editorial;lamía fue Margarita Valencia. Ella se encargó de acompañarme en todo el proceso y darme los insumos generales para entender cómo desarrollar una historia de la edición en Colombia. Ella me ayudó a entender cómo pensarse el libro como un procesoy a la vez objeto histórico que no puede estar separado de la historia intelectual y cultural de Colombia. Ahora esperamos en marzo hacer un evento de socialización que involucra invitados nacionales e internacionales para mostrar los avances transdisciplinares y transnacionales que estamos logrando con el asunto de la historia de la edición a nivel local y latinoamericano. La idea es conectar e interrelacionar esfuerzos en dichas materias, algo que considero oportuno al día de hoypues para la época en la que muchos investigadores centramos nuestras hipótesis(siglos XIX y XX) es notoria esa tendenciade cómo evoluciona la edición local con respecto a otras dinámicas, fuerzas o iniciativas de la edición en otros países de América Latina.

Si usted está interesado en participar en las convocatorias del ICC que hacen parte del Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura, consulte el siguiente enlace:http://www.caroycuervo.gov.co/press-release/22-millones-de-pesos-para-estimular-trabajo-de-creadores-e-investigadores

Institución de Educación Superior por autorización del Ministerio de Educación Nacional según el artículo 21 de la Ley 30 de 1992.
Reconocimiento personería jurídica: Ley 5 de 1942. Código SNIES:9108. Vigilada Mineducación. Entidad adscrita al Ministerio de Cultura.

 
Presidencia de la repúblicaMinTicColombia AprendeColombia compra eficienteSi VirtualGobierno en líneaUrna de cristal