× Inicio Instituto Historia Misión y Visión Objetivos y funciones Sedes Directorio de contactos Organigrama Programas académicos Maestrías Educación continua Aulas virtuales Información universitaria Bienestar universitario Servicios Reglamento estudiantil Investigación Líneas de investigación Descripción de proyectos Perfiles investigadores Admisiones Atención al ciudadano PQRSD Glosario Preguntas frecuentes Carta trato digno al ciudadano 2017 Cronograma de participación ciudadana 2017 Enlaces Estrategia GEL Ofertas de empleo Trámites y servicios Notificaciones judiciales Caracterización de usuarios Encuesta de percepción Hoja de vida aspirantes Normatividad AAICC

Usted está en: Inicio / Noticias / Profesión: traductor

Noticias

Profesión: traductor


El viernes 14 de abril falleció en Bogotá, ciudad donde había nacido ochenta años antes, Nicolás Suescún, poeta, traductor, periodista y diseñador gráfico. Gracias a él, Rimbaud, Flaubert, Yeats y Shakespeare, entre otros, se nos hicieron más cercanos

¿Cuántas veces, estimado lector, no se ha sentido usted “tocado” por un texto proveniente de algún autor de lengua no española? Pero ¡claro! Hablamos de la traducción ejecutada por un muchas veces ignorado traductor que se trueca en ese escritor de renombre. Así, él es Arthur Rimbaud, William Shakespeare, Robert Louis Stevenson, William Somerset Maugham, Ambrose Bierce, William Butler Yeats, William Blake, Stephen Crane…

Ser traductor es meterse de lleno en el alma del otro: encontrar la palabra precisa que preserve los giros idiomáticos que el autor utiliza y que en ningún momento le reste la fuerza que este le quiso imprimir a su texto.

Pues todo eso, y mucho más, fue Nicolás Suescún Peña (Bogotá, 5 de mayo de 1937 – 14 de abril de 2017). Fue librero en la extinta Buchholz y uno de los fundadores y director de la mítica revista cultural Eco, donde compartió páginas y páginas con Hernando Valencia Goelkel, Ernesto Volkening y Juan Gustavo Cobo Borda, entre otros.

El frenesí de las salas de redacción no le fue ajeno en su peregrinaje por el mundo de la palabra. Fue también jefe de redacción y colaborador de la revista Cromos, donde tocaba temas internacionales.

Diseñador gráfico de collages mordaces con que ilustraba sus obras en revistas, de fuerte contenido sarcástico sobre realidades sociales y que, además, fueron exhibidos en diversas exposiciones.

Y, como traductor, Nicolás Suescún tradujo de todo: textos llevados y traídos del inglés y el francés, desde los mencionados hasta los de humildes forjadores de palabras.

Entretanto escribía poemas, cuentos, crónicas y novelas: El retorno a casa, El último escalón, Oniromanía, El extraño y otros cuentos y Los cuadernos de N, por citar apenas algunos.

Así que cuando usted, amigo lector, se encuentre con alguno de sus autores favoritos en otras lenguas, no deje de indagar por el traductor. Seguramente se sorprenderá al leer, en tipos muy pequeños, el nombre de Nicolás Suescún. Y entonces comprenderá que a él, al traductor, debe agradecerle esos sentimientos declarados por usted hacia esos textos, ese vibrar del alma ante el golpe certero de las frases, los signos de puntuación y los giros del idioma.

 

Nicolás Suescún en el Caro y Cuervo

Para los interesados en ahondar en los textos de Nicolás Suescún Peña, la Biblioteca “José Manuel Rivas Sacconi” del Instituto Caro y Cuervo pone a su disposición, las siguientes publicaciones:

La voz de nadie (poesía, 2000)

Poesía escogida – Traducciones de Yeats William Butler (poesía inglesa, 1996)

Los cuadernos de N: una antinovela (novela, 1994)

El retorno a casa (relatos, 1978)

Nicolás Suescún premio vida y obra 2010: recuperación de una memoria. Jotamario Arbeláez (crítica e interpretación, 2011)

Tres A.M. (poesía, 1986)

Episodios de la vida de N (cuentos, 1966)

Una foto (cuentos, 1966)

La galleta de hidrógeno (cuentos, 1972)

Poema sin música (poesía, 1979)

Un poeta de la calle (poesía, 1979)

Los reyes ocultos (poesía, 1971)

El extraño y otros cuentos (cuentos, 1980)

La vida es (cuentos, 1986)

Mi abuelo; Esta vaina no se acaba así; Poema a la muerte de una mosca (poesía, 1971)

 

Un cuento y un poema…

 

Estadía   

La estadía fue muy dura, el clima desagradable, los hoteles demasiado caros, el idioma extraño. Por fortuna no duró sino una vida.

 

Un hombre

De vez en cuando
levanta la cabeza para oír
y oye su nombre.
Lo están llamando
a él, a quien nunca llaman.
Lo oye pero nadie se acerca,
la gente sigue pasando
sin mirarlo,
un hombre en harapos
que me alarga la mano,
letárgico y cansado,
y que de vez en cuando
levanta la cabeza,
aguza los oídos,
abre bien los ojos:
alguien lo está llamando 
por su propio nombre, 
y un momento después 
deja caer de nuevo la cabeza 
y las moscas recorren otra vez
la piel reseca de su cara, 
erosionada por el sol, 
la lluvia, el viento, el polvo.

 

Crédito fotografía: Tomada de: Las cosas que hemos visto… Blog de literatura, cine y literatura en el cine


Institución de Educación Superior por autorización del Ministerio de Educación Nacional según el artículo 21 de la Ley 30 de 1992.
Reconocimiento personería jurídica: Ley 5 de 1942. Código SNIES:9108. Vigilada Mineducación. Entidad adscrita al Ministerio de Cultura.

 
Presidencia de la repúblicaMinTicColombia AprendeColombia compra eficienteSi VirtualGobierno en líneaUrna de cristal