× Inicio Instituto Historia Misión y Visión Objetivos y funciones Sedes Directorio de contactos Organigrama Programas académicos Maestrías Educación continua Aulas virtuales Información universitaria Bienestar universitario Servicios Reglamento estudiantil Investigación Líneas de investigación Descripción de proyectos Perfiles investigadores Admisiones Atención al ciudadano PQRSD Glosario Preguntas frecuentes Carta trato digno al ciudadano 2017 Cronograma de participación ciudadana 2017 Enlaces Estrategia GEL Ofertas de empleo Trámites y servicios Notificaciones judiciales Caracterización de usuarios Encuesta de percepción Hoja de vida aspirantes Normatividad AAICC
Museos

Historia Casa Cuervo Urisarri

Foto Casa Cuervo Urisarri

     La casa natal de Rufino José Cuervo Urisarri, testigo con más de 250 años de la historia de la lengua y la palabra en Colombia, donde hoy funciona una de las sedes del Instituto Caro y Cuervo (ICC), cuenta con cuatro salas para exposiciones temporales.

     Amplia y muy cómoda para su tiempo, la ahora casa  tiene las características generales de la arquitectura colonial: puerta central claveteada, ancho zaguán cubierto de grandes losas, jardín empedrado y cerrado por el frente con arquería y balcones que miran a la calle, cubiertos por un tejadillo de barro. Construida en el siglo XVIII, en la zona que acogía a las familias del poder político e intelectual, esta casa es hoy parte del centro histórico de Bogotá. Su primera dirección fue carrera Bolivia con calle 3 No. 52, y luego calle de La Esperanza No. 4 en el barrio de La Catedral. Hoy su nomenclatura urbana es calle 10 # 4 - 69, en el barrio La Candelaria.

     Los abuelos maternos de Rufino José Cuervo Urisarri fueron los primeros habitantes de este inmueble. Después de la familia Urisarri Tordesillas la casa tuvo otros dos propietarios, hasta que en 1837 fue comprada por Rufino Cuervo Barreto a petición de su esposa María Francisca Urisarri. En 1868 en la casa comenzó a funcionar una cervecería que Ángel Augusto Cuervo Urisarri fundó junto con su hermano, quien por esa época se presentaba así: “Soy Rufino José Cuervo, cervecero y filólogo, antes que nada lo primero”. Gracias a las ganancias que les dejó la venta de cerveza, los dos hermanos pudieron instalarse definitivamente en París en 1882, ciudad donde Rufino José vivió hasta su muerte dedicado al trabajo filológico.

     Al morir el último de los hermanos Cuervo Urisarri en 1937, la casa pasó a manos del departamento de Cundinamarca, que la convirtió en un hospicio para enfermas mentales. Años después fue abandonada y así permaneció hasta que en 1970 el entonces gobernador de Cundinamarca Joaquín Piñeros Corpas estableció la casa como sede del Instituto Caro y Cuervo, que la restauró entre 1970 y 1974. En 1974 el presidente Misael Pastrana le dio el carácter de casa museo literario y el 22 de julio de ese mismo año fue declarada patrimonio arquitectónico y cultural. En la actualidad, el ICC la sigue ocupando como su sede administrativa y casa museo con cuatro salas de exhibición, además la ha convertido en un espacio académico dedicado a la investigación y a la docencia.

     Visitar la casa de la familia Cuervo Urisarri permite rememorar a sus antiguos habitantes, imaginar las dinámicas de uso que ha tenido la casa a lo largo de su historia, recorrer las exposiciones temporales y participar de diversas actividades culturales y pedagógicas.

 

 

 





Institución de Educación Superior por autorización del Ministerio de Educación Nacional según el artículo 21 de la Ley 30 de 1992.
Reconocimiento personería jurídica: Ley 5 de 1942. Código SNIES:9108. Vigilada Mineducación. Entidad adscrita al Ministerio de Cultura.

 
Presidencia de la repúblicaMinTicColombia AprendeColombia compra eficienteSi VirtualGobierno en líneaUrna de cristal